sábado, 21 de agosto de 2010

Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición

El Consejo Ejecutivo de la Unesco proclama el 23 de agosto de cada año “Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición”.
El Consejo Ejecutivo de la Unesco proclama el 23 de agosto de cada año “Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición”.

En 1994, la UNESCO, en la la Conferencia general de la Organización proclamó el 23 de agosto, a través de su Resolución 29/C40 como Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición. Lo que se busca a través de esta celebración es la reconstitución de una verdad histórica, el impulso hacia la solidaridad internacional, la promoción de la tolerancia y de los derechos humanos, a través de una movilización e implicación de los Estados miembros, las organizaciones internacionales e intergubernamentales, la sociedad civil y del sector público.
Esta fecha simboliza a los esclavos como principales actores de su lucha y liberación, con la insurrección que conoció la Isla de Santo-Domingo (hoy día Haití y República Dominicana) durante la noche del 22 al 23 de agosto 1791.[1]
La finalidad que persigue el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición es inscribir la tragedia del comercio de esclavos en la memoria de todos los pueblos. De conformidad con los objetivos del proyecto intercultural "La Ruta del Esclavo", ha de representar la ocasión para efectuar un examen colectivo de las causas históricas, los métodos y las consecuencias de esa tragedia, y para analizar las interacciones a que dio lugar entre África, Europa, las Américas y el Caribe.
El Día internacional del recuerdo de la trata negra y de su abolición (23 de agosto) es una manifestación commemorativa instituída por Naciones Unidas, a través de la organización Unesco, para llamar anualmente la atención de la comunidad internacional sobre las cuestiones de la trata negra y la esclavitud, así como para servir de recuerdo de las víctimas y a aquellos que se opusieron y lograron reconocer este hecho como crimen contra la humanidad.
Este Día internacional forma parte del proyecto de La Ruta del Esclavo de la UNESCO lanzado en 1994 y que culminó con la Conferencia general de la Organización que proclamó el 23 de agosto, a través de su Resolución 29/C40 como Día internacional del recuerdo de la trata negra y de su abolición.
Esta fecha fue elegida por corresponder simbólicamente con el inicio de la la insurrección de la población esclavizada que convulsionó la Isla de La Española durante la noche del 22 al 23 de agosto 1791 y que llevó a la declaración de Independencia de Haití en 1804.
La Unesco invita a los Ministros de Cultura de todos los Estados miembros de las Naciones Unidas a organizar todos los años en esta fecha actos en los que participe toda la población del país y, en particular, los jóvenes, los educadores, los artistas y los intelectuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario